Conectamos

Las tendencias de contenidos para 2021

Entrada anterior
Experiencias transmedia, casos de éxito

Después de un 2020 lleno de cambios marcados por la llegada de la pandemia por el COVID-19, el 2021 se muestra como un período de renacimiento y, a su vez, como un gran desafío. Las personas se están replanteando sus metas personales y profesionales, y con ellas cambia la forma en que se crea y se consume el contenido.

Ahora es común ver mercadillos de ropa de segunda mano, ventas de garaje, hogares asistidos por inteligencia artificial, plataformas y aplicaciones de productividad por el teletrabajo, modelos de entretenimiento virtual por suscripción, que incluyen desde plataformas de streaming hasta gimnasios, y mucho más. Hablamos de la salud mental, la alimentación natural y saludable, el cambio climático y la sostenibilidad.

Y todos estos temas se están tratando a través de plataformas digitales, redes sociales y herramientas tecnológicas que ofrecen nuevas formas de interacción y experiencias dinámicas frente al consumo del contenido. Aquí te presentamos nueve tendencias que marcarán la forma en que se generará y consumirá el contenido este año:

1. Los podcasts seguirán siendo parte de la vida diaria de las personas

En medio de la velocidad en la que estamos inmersos, los podcasts son aquel formato de audio que le permite a las personas realizar diferentes actividades a la vez, sin ningún problema. Ya venían conquistando las rutinas diarias, por ejemplo: al ir en el metro, al cocinar o al irse a dormir y eso no cambió con la pandemia, porque en medio del distanciamiento social las personas están buscando el lado humano en cada uno de los contenidos. Este es un formato tan flexible que permite configurar la identidad auditiva de una marca personal, de una empresa o de un proyecto y explorar, en ese sentido, la voz, el ritmo, la musicalidad y los sonidos con los que se conectará la audiencia.

2. Del mercadeo de “influencers” al de “microinfluencers”

El mercadeo de “influencers” cada vez ha ganado más terreno dentro de las estrategias publicitarias de las marcas y, así mismo, se ha encarecido cada vez más. Con la pandemia, al estar todos en casa, los “influencers” pasaron a estar en las mismas condiciones que cualquier otra persona, así que muchas personas comunes y corrientes comenzaron a compartir contenido en sus redes sociales y a ganar credibilidad entre sus seguidores. Hoy se conocen como “microinfluencers” o “influencers” de pequeño o mediano tamaño, que tienen en promedio 30.000 seguidores en sus cuentas -o hasta menos-. Y las marcas los prefieren, porque su contenido suele ser más especializado, dirigido a un nicho de público específico y, al no publicitar tantas marcas diferentes, terminan siendo más creíbles para el público, pero lo suficientemente influyentes.

3. Gran parte del contenido es creado por los usuarios

El contenido generado por los usuarios o user generated content (UGC) no solo le sirve de feedback a las marcas para saber qué tan satisfechos están sus clientes con sus productos o servicios, también es una especie de publicidad gratuita, ya que las personas comparten la marca en sus propias cuentas en redes sociales y no les pagan por ello, bajo la filosofía de “haz de tu público tu mejor vendedor”. Y lo mejor es que una vez la marca comparte esto el usuario se siente reconocido y se fortalece la relación de cara al cliente.

4. Las redes sociales compiten por los microformatos de video

El consumo de contenido audiovisual ha cambiado, la gente está buscando cada vez más el fast content y por eso la tendencia ahora son los microformatos en video que comenzaron a tomar protagonismo con las historias de 15 segundos de Instagram, un contenido efímero que dura tan solo 24 horas pero lo suficientemente interactivo con la audiencia, por sus encuestas, cajones de preguntas, etc. Y con el fenómeno TikTok, empezó lo que se podría llamar una competencia. Entonces, Instagram sacó Reels, su propio microformato de video. Ahora, LinkedIn y Twitter también se unieron a esta tendencia y sacaron LinkedIn Stories y Twitter Fleets respectivamente.

El 2020 trajo grandes cambios y un desafío para la generación de contenidos. Este año veremos un fortalecimiento de los medios digitales y los nuevos formatos de creación, así como una nueva forma de consumo de las audiencias.

5. El e-commerce y el mercadeo se toman las redes sociales

Después de la pandemia, las tiendas físicas sobrevivirán gracias a la experiencia que le ofrezcan a sus clientes, por eso el comercio por tiendas online o comercio electrónico siguen en aumento y ahora el e-commerce toma vida desde las redes sociales, como WhatsApp, en donde es cada vez más común encontrar el catálogo de una marca, hacer la compra y ser asesorado a través de este chat; Instagram sacó Instagram Shops, en donde los usuarios pueden no solo ver los productos etiquetados, sino comprarlos directamente sin necesidad de salir de la aplicación y también lanzó Instagram Checkout, que permite guardar los datos bancarios y de pago dentro de la misma red social para que la compra sea más rápida y fácil. Y el marketing de las marcas se enfoca en las redes sociales: TikTok, por su parte, sacó un formato self service, para que las marcas hagan publicidad con el estilo de esta red social, y Spotify creó Studio Ads, un formato de anuncios publicitarios en videos tanto horizontales como verticales.

6. La tecnología como intermediaria de la experiencia de cliente

Con el cierre de muchas oficinas y tiendas físicas, la experiencia de cliente y la atención a sus necesidades y requerimientos se aborda desde diferentes herramientas tecnológicas y asistencia por inteligencia artificial, con bots conversacionales y mensajería directa con preguntas automatizadas a través de plataformas como WhatsApp, Telegram y Signal o chats propios de las empresas.

7. La información confiable y veraz empieza a tomar valor

La gente está buscando información veraz, oportuna y transparente, por eso no les importa el precio, prefieren pagar por modelos de suscripción de medios de comunicación en los que no se encuentren con fake news, sino con contenido creíbles, con fuentes confiables y muy bien curados por los expertos. Y más ahora, cuando hay tanta información rondando por internet en asuntos como la vacunación contra el COVID-19.

8. El SEO dejó de ser opcional

Para que los usuarios consuman un contenido no basta con que este sea atractivo, porque el público que se gana orgánicamente suele ser poco. Hoy en día es casi que una obligación pagar pauta en redes sociales y sobre todo tener buenas prácticas de SEO. Las marcas compiten por el Snippet de Google o el fragmento destacado, que suele aparecer en los primeros lugares de búsqueda, con una posición visual privilegiada. Por lo cual, los creadores de contenido buscan resolver interrogantes y hablar en los términos que la gente usa o con los que registra sus búsquedas en internet.

9. Experiencias con inteligencia artificial:

El turismo por entretenimiento se incrementará hacia el segundo semestre del año 2021, la gente apreciará más que nunca poder visitar espacios al aire libre, en los que puedan seguir conectados desde herramientas de asistencia digital, que complementen su travesía; en cambio, los viajes de trabajo, los congresos o reuniones se convertirán en toda una experiencia a través de las posibilidades que brinda la inteligencia artificial. La automatización de procesos y la digitalización de experiencias hacen parte de la forma en que nos relacionamos y creamos los contenidos de manera personalizada.

, , , ,
Menú